dimarts, 25 de febrer de 2014

http://www.anagrama-ed.es/titulo/A_459
"La lectura es la percepción a través de la traducción. Los signos inertes de un alfabeto se vuelven significados llenos de vida en la mente. Es realmente raro cuando piensas en ello y por eso no es sorprendente que el lenguaje escrito llegase mucho más tarde en nuestra historia evolutiva, mucho después del habla. Parece que leer y escribir, al igual que todas las actividades que hay que aprender, alteran nuestra organización cerrebral. Existen estudios que demuestran que la gente que sabe leer y escribir procesa los fonemas de forma diferente que los analfabetos. El conocimiento del abecedario parece reforzar la capacidad de entender el lenguaje hablado como una serie de segmentos diferenciados [...] Hay innumerables teorías sobre cómo funciona la lectura, ninguna de las cuales es completa puesto que no se conoce lo suficiente acerca de la neurofisiología de la interpretación de los signos, pero lo que sí se puede decir es que leer es una experiencia humana particular en la que la persona colabora con las palabras de otra, el escritor, y que los libros cobran literalmente vida gracias a la gente que los lee, pues leer es un acto de plasmación [...] El acto de leer tiene lugar en un tiempo humano, en el tiempo del cuerpo, y participa de los ritmos corporales, de los latidos del corazón y de la respiración, del movimiento de nuestros ojos y de nuestros dedos que pasan las páginas [...] Es imprescindible estar abierto ante un libro, y estar abierto significa simplemente estar predispuesto a que la lectura te transforme [...] Los libros están conformados por las palabras y los espacios que deja el escritor sobre la página y que el lector reinventa mediante la expresión de su propia realidad, para bien o para mal. Los libros se recuerdan conscientemente a través de imágenes y de palabras, pero también están presentes en los espacios extrañis y cambiantes cambiantes de nuestro inconsciente. Otros que, por lo que sea, no tienen la fuerza de cambiarnos la vida, suelen olvidarse por completo. Sin embargo, los que permanecen, pasan a formar parte de nosotros, parte de ese misterioso mecanismo de la mente humana capaz de convertir los pequeños símbolos escritos sobre una página en una vivida realidad." (fragment pàg. 152-159)

http://sirihustvedt.net/

dilluns, 24 de febrer de 2014

SILENCI...


Ciutadella 24.02.2014


 Creo que no haré otra cosa
durante mucho tiempo
que escuchar,
para aumentar
mi caudal con lo que oigo…
y dejar
que los sonidos me enriquezcan.

Walt Whitman

diumenge, 23 de febrer de 2014


Pueden exterminar a toda una generación, arrasar sus casas... 
y aún así, el pueblo se repondrá.
Pero si destruyen su historia, si destruyen sus logros,
es como si nunca hubiera existido...

dissabte, 22 de febrer de 2014

IN MEMORIAM


PER SER CANTADA EN LA MEVA NIT 

Perdut en l'aigua
callada del meu somni.

Jo sol, i l'ombra
dels xiprers, que m'espera
mirall endins de l'aigua
del meu somni.
  

Pedra, vent: em podríeu
allunyar del continu
pas de cristall, de l'aigua
del meu somni?

Enllà d'una profunda
nit sense veus, em nego
en el dolor de l'aigua
del meu somni.

Salvador Espriu 
  


dijous, 20 de febrer de 2014

CONFLICTE...


http://www.megustaleer.com/ficha/EL61208/sis-dies-de-desembre-inspector-mascarell-5
"-Valdrà més que de moment no entrem en detalls. -Va obrir les dues mans en senyal de calma-. Aquest home es deia Alexander Peyton Cross i pertanyia als Monuments Men. No va esperar que li preguntés que era això. Són persones que intenten recuperar les obres d'art espoliades pels nazis durant la guerra, i que continuen amagades per mig Europa, en coves, soterranis o ja en col·leccions privades. Va venir a Barcelona seguint un rastre, probablement el d'un oficial alemany anomenat Klaus Heindrich. Segons la meva opinió, aquest tal Heindrich podria estar en possessió de disset quadres de grans pintors. L'altra opció és que aquests quadres estiguin ja en poder de Jacinto Rojas de Mena, però l'instint em diu que no és així, que és ell qui va darrere el nazi per aconseguir-los [...] És possible que en Klaus Heindrich estigui amagat a Barcelona; per això en Peyton era aquí. Enmig de tot aquest embolic apareix el nom d'un famós falsificador de documents, Fèlix Centells. Això lligaria amb la primera teoria: que en Heindrich busca la manera de sortir d'Espanya amb els quadre.
- Qui va matar l'anglès?
-Encara no ho sé -va mentir amb aplom-. Però estic segur que el van assassinar. Si la policia empara la falsedat del suïcidi és perquè hi ha algú molt poderós manipulant els fets.
- En Rojas de Mena?
-Suposo. Seria el més lògic. Avui l'he vist amb el camisari Amador.
L'Albert Mainat va xiular.
Els ulls se li van obrir un xic més.
-Això sembla una bomba -va sospirar.
-Ho és. D'una banda, al Règim no li convé la notícia que a Espanya es maten súbdits anglesos, de manera que un suïcidi és molt més convenient. I d'altra, si la mateixa policia menteix pel que fa al succés, és perquè hi ha interessos molt específics al voltant d'aquest afer.
-Com ara disset obres d'art milionàries.
-Exacte.
Van restar callats uns segons. L'Albert Mainat va tamborinar a la taula amb els dits de la mà dreta. La seva mirada es va perdre durant un instant en algun lloc imprecís.
-Tinc un altre nom, Ventura, i al seu costat la frase "Friday out" [...] 
- T'he robat massa temps -va dir posant-se dret.
- De cap manera. -El to del periodista  va ser sincer-.
És una història apassionant: nazis, quadres, uyn anglès mort, altes instàncies implicades..." (fragment pàg. 138-140)


diumenge, 16 de febrer de 2014

1961...


http://www.planetadelibros.com/al-envejecer-los-hombres-lloran-libro-93498.html"Allá arriba era sólo el primer piso, y el propio Albert tuvo la impresión de que el jubilado se había referido al Cielo, un cielo de libros de una felicidad que no podría alcanzar aquí abajo. La mirada de Gilles se había iluminado con un brillo que Albert deseaba ver desde hacía mucho tiempo en los ojos siempre un poco tristes de su hijo. Lo que pasaba iba más allá de sus esperanzas. Allá arriba. Más allá. No podía haber palabras más hermosas a esa última hora de la mañana. Las lágrimas afloraron de nuevo pero sólo en forma de pequeños escalofríos bajo sus párpados. En ese momento, Gilles pudo con su mirada tocar el alma de su padre[...] El maestro jubilado abrió de golpe la puerta que daba a la escalera y que conducía "allá arriba". Unos libros crecían como estalagmitas, sometidos a la prueba del apilamiento. Algunas pilas llegaban hasta el techo, formando unas contra otras apretadas columnas, semejando largas tiras de papel pintado con gruesas rayas amarillas que parecía recién encolado. Una de esas pilas se vino abajo.
El señor Antoine recogió los libros, echando una ojeada rápida a los títulos que el azar de la caída había puesto al alcance de su mano, sonriente como si, en una fracción de segundo, acudiese a su memoria todo su contenido.
-No te lo creerás, pero esto es un misterio. Siempre son las mismas pilas las que se desmoronan. Cualquiera diría que algunos autores se rebelan más que otros a la hora de ser amontonados.
Según él, las obras de Voltaire eran las primeras en desprenderse, seguidas por lo general de ls de Hugo y de Balzac, precisamente. Gilles jamás había visto ninguna habitación como aquélla en ninguna casa. Fue tal su esplendor que transformó ese momento en una felicidad absoluta [...] Esos libros sin estanterías eran menos impresionantes, menos intimidantes que una biblioteca. El desorden creaba una proximidad que daban ganas de leerlos enseguida. Tres grabados tras un cristal colgados de la pared representaban a personajes de la Antigüedad, un hombre robusto, un joven encantador y una extraña mujer con un casco en la cabeza y una lechuza posada en el hombro. Gilles no podía saber que se trataban de personajes de la mitología griega, ni que el mayor se llamaba Ulises, el joven Telémaco y la mujer, Atenea." (fragment pàg. 88-91)

fr.wikipedia.org/wiki/Jean-Luc_Seigle

dissabte, 15 de febrer de 2014

LA LUZ DE CADA DÍA


http://www.megustaleer.com/ficha/P323762/relato-de-un-naufrago
"No amaneció lentamente, como en la tierra. El cielo se puso pálido, desaparecieron las primeras estrellas y yo seguía mirando primero el reloj y luego el horizonte. Aparecieron los contornos del mar. Habían transcurrido doce horas, pero me parecía imposible. Es imposible que la noche sea tan larga como el día. Se necesita haber pasado una noche en el mar, sentado en una balsa y contemplando un reloj, para saber que la noche es desmesuradamente más larga que el día. Pero de pronto empieza a amanecer, y entonces uno se siente demasiado cansado para saber que está amaneciendo.
Eso me ocurrió en aquella primera noche de la balsa. Cuando empezó a amanecer ya nada me importaba. No pensé ni en el agua ni en la comida. No pensé en nada hasta cuando el viento empezó a ponerse tibio y la superficie del mar se volvió lisa y dorada. No había dormido un segundo en toda la noche, pero en aquel instante sentí como si hubiera despertado [...] El día era resplandeciente y tibio, y en medio de la claridad, del rumor del viento que empezaba a levantarse yo me sentía con renovadas fuerzas para esperar. Y me sentí profusamente acompañado en la balsa. Por primera vez en los veinte años de mi vida me sentí entonces perfectamente feliz.
La balsa seguía avanzando, no podía calcular cuánto había avanzado durante la noche, pero todo seguía siendo igual en el horizonte, como si no me hubiera movido un centímetro..."  
(fragment pàg. 61-62)

http://ca.wikipedia.org/wiki/Gabriel_Garc%C3%ADa_M%C3%A1rquez

divendres, 14 de febrer de 2014

NIT DE CINE...



La cuestión es reunir al equipo apropiado 
y luego tu vida puede cambiar...

dijous, 13 de febrer de 2014

RENÉIXER...


http://www.campana.cat/index.php/llibres/383"Sentint la música dels gaiters que venia del carrer, la Lucia Maione pensava en la vida.
I pensava que la vida era una cosa estranya, que ningú no havia entès mai, filòsofs, autors de cançons, i encara menys ella, que era ignorant i que només sabia fer de mare i esposa.
Recordava la seva, de vida, fins feia pocs mesos. Si és que se'n podia dir vida. S'estava estirada al llit de nits i gairabé tot el dia, sense dormir mai profundament, en un estat constant d'ensopiment poblat d'imatges, pernsaments interromputs, records. Si a una mare li prenen un fill d'un dia per l'altre, si encara en té les camises per planxar, si encara en sent la rialla a les orelles, aleshores no es pot preveure què li pot passar.
Continuava feinejant a la cuina. Els fills jugaven a l'habitació del costat. Aquests també són fills meus, havia pensat. Tenen dret a una mare.
Amb aquesta reflexió, però, no n'hi havia hagut prou, durant pràcticament tres anys, i ni la casa, ni el marit, semblaven raons suficients per tornar a viure un altre cop. L'única cosa que volia fer era mirar el retall de cel que es veia des del seu llit, esperant que passés un àngel ros i se l'endugués.
Fins que un dia, tot d'una, s'havia aixecat. Alguna cosa en l'aire de la primavera, un perfum nou, potser una olor. I havia sortir a la finestra per mirar a baix. Havia vist la placeta, els carrerons que anaven cap amunt i cap avall. Havia vist la vida, que viatjava com sempre, i l'havia enyorat.
Jus a temps, va pensar mentre anava posant tots els ingredients sobre la taula [...] Aleshores s'havia pentinat i s'havia canviat el vestit. I havia mirat de fer un somriure insegur al mirall del tocador del dormitori..." (fragment pàg. 214-215)

http://it.wikipedia.org/wiki/Maurizio_De_Giovanni

dissabte, 8 de febrer de 2014

plaça des mercat - 8.02.2014


Nunca se termina de aprender 
a leer. Tal vez como nunca se 
termine de aprender
a vivir.

Jorge Luis Borges