divendres, 22 de maig de 2015

DE CINE...



... porque cuando todo va mal
y no hay ninguna esperanza
nos queda Michel Sardou