divendres, 5 de desembre de 2008

MÉS QUE UN CONGRÉS...



(més si clikeu damunt es llibre i aquí)


"-Acaso exagero. Acaso hablo impulsado por el realismo o la austeridad que atribuyen a los españoles. Aunque más bien lo hago porque yo no he nacido para rico. Creo que me encontraría en mi centro sentado a la sombra de una casa muy pequeña, teniendo justo para comer y viendo pasar el tiempo.
-¿Y las matemáticas?
Hace días que Espejo no pensaba en las matemáticas. Hasta le chocaba que existiera y que le hablasen de ellas. Pero, sí, ¿podría vivir sin ellas?
-Creo que no harían falta las matemáticas. Vivir es más importante y yo viviría bien así. Me gusta lo popular, casi lo plebeyo [...] Yo me rindo muchas veces ante unos bebedores, una verbena realmente plebeya o una broma grosera, porque veo reventar en todo ello la vida que falta en el buen gusto. Y la vida es antes.
Hizo una pausa y continuó:
-Ahora será usted quien se reirá de mí, porque usted es exquisita. Usted...
-No; yo...
-Déjeme terminar. Hace días pensaba cómo era usted y ahora se me ocurre de repente cuál es la comparación justa: usted es la muchacha de la última bergerette. Usted, Karin, es a la vez...
-¿Por qué se calla? Continúe. Es muy bonito lo que me está diciendo.
-No sé expresarme. Su encanto no puede explicarse y mi inspiración es pobre. Ríase si quiere.
-No; yo también creo que la vida es lo primero."
(pág. 130-131)