dimecres, 15 de desembre de 2010


Si tengo la sensación física de que me levantan la tapa de los sesos,
sé que eso es poesía