dissabte, 2 de juny de 2012


No heredamos la tierra de nuestros

antepasados. La legamos a nuestros hijos


Antoine de Saint-Exupéry