dilluns, 2 de setembre de 2013



 Habrá palabras nuevas para la nueva historia
y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde


Ángel González