diumenge, 29 de setembre de 2013

(VER MUNDO)


 (29.09.2013)

248. Cuando las circunstancias nos lo exigen debemos quemar las naves, sin temer que esta acción nos vaya a impedir el regreso a la patria. La tierra es redonda y siempre podemos regresar por el otro lado con la ventaja de que, gracias al largo rodeo, veremos mundo. 
 
(pàg. 101 de El cazador de instantes)

Rafael Argullol