dilluns, 9 de desembre de 2013

LA CALLE


Ciutadella 9.12.2013

Es una calle larga y silenciosa.
Ando en tinieblas y tropiezo y caigo
y me levanto y piso con pies ciegos
las piedras mudas y las hojas secas
y alguien detrás de mí también las pisa:
si me detengo, se detiene;
si corro, corre. Vuelvo el rostro: nadie.
Todo está oscuro y sin salida,
y doy vueltas y vueltas en esquinas
que dan siempre a la calle
donde nadie me espera ni me sigue,
donde yo sigo a un hombre que tropieza
y se levanta y dice al verme: nadie.

Octavio Paz



2 comentaris:

Interioritats ha dit...

Qué joya leer a Octavio Paz, aunque sólo sea un fragmento. La búsqueda de uno mismo en la que todos andamos metidos para siempre.
Un saludo.

joana ha dit...

m'ha fet gràcia trobar el teu comentari en castellà... però sí, leer a Octavio Paz es "jugar" sobre seguro!

Salutacions :)