dimecres, 10 de febrer de 2010


(més si clikeu damunt es libre i aquí)

" Iba a cumplir entonces 26 años [...] Me reconciliaba con el niño grave que había sido y con el adolescente orgulloso que ya no era. Me volvía adulto, o al menos lo intentaba. "Dentro de catorca años -me decía- tendrás 40 años." Eso me parecía espantoso, casi increíble [...] No se es modesto cuando se tienen 26 años. Leía (sobre todo a los filósofos y a los artistas)... y escuchaba música (Bach, Mozart, Beethoven, Schubert, Brahms, Ravel...) Siempre había querido escribir; había llegado el momento de ponerme seriamente a hacerlo.
Escribir, sí, pero ¿qué? ¿Una novela? Apenas ya las leía, y no me creía dotado para eso. ¿Poemas? A veces los escribía, pero no me convencían. No pasaban de ser ejercicios literarios o amorosos..."

(fragment des Prefaci)