dimarts, 30 d’abril de 2013

HISTÒRIA A BOCINS...


"Me hablas de cosas que no entiendo, de personas que no recuerdo -dijo Suárez-, ¿Quiénes eran Dolores Ibárruri, Tierno Galván, Santiago Carrillo, Fraga, Felipe González?". "Esos rostros y nombres de líderes, que entonces llenaban los carteles y las páginas de los periódicos, han muerto o se los ha tragado la historia -contestó Carmen-. Yo misma también he muerto". Tampoco los jóvenes de hoy saben nada de ellos. Los políticos supervivientes, los que todavía están en activo, están irreconocibles. En las imágenes de aquel tiempo aparecen todos con aire montaraz, sin tripa, la barba negra hirsuta y la melena tapándoles las orejas, con la pana dura o la trenca de trabillas; otros con caras de empollón, finos y encorbatados, recién salidos de las oposiciones, pasados desde la burocracia a la política, de los despachos de abogados del Estado a los escaños del Congreso. Eran jóvenes, salieron de las oposiciones sin haber probado el placer de la vida y bajo la ráfaga de la libertad se liaron con los periodistas que les hacían las entrevistas, con las chicas de la tribuna de prensa [...] ¿Dónde estaban en las elecciones de 1977 los líderes que se enfrentan hoy en las urnas? José Luis Rodríguez Zapatero, con diecisiete años, estaba acabando el bachillerato y no pudo votar; Rajoy se disponía a preparar oposiciones a Registros; José María Aznar iría de paseo por las afueras de Logroño bajo los álamos con las mangas del jersey sobre los hombros en compañía de Ana Botella, comentando, tal vez, el artículo que acababa de escribir en una revista de la Falange Auténtica [...] Tú fuiste el héroe del momento, odiado por la extrema derecha por haber traicionado los ideales del Movimiento, seductor del fondo femenino de la patria por tu apostura física, entre hortera y audaz, apoyado por los centristas liberales, democristianos y derribos del franquismo. Incluso en todos los países de Latinoamérica te tomaron de ejemplo, como el que tiene la llave secreta para desmontar una dictadura. Cambiaste de caballo en mitad del río, del franquismo a la democracia, pero fundaste un partido que llevaba dentro su propia destrucción la UCD, un conglomerado de traidores, menudo invento, cada uno con su ambición, y te creíste tu propia ficción como un nuevo general Della Rovere y estuviste dispuesto a dar la vida por ello. Ningún gesto de gallardía podrá compararse al que ofreciste a la historia al enfrentarte al golpista Tejero para salvar a tu amigo el teniente general Gutiérrez Mellado arriesgando el pellejo. El asalto del Congreso por aquella banda borracha fue el último capítulo de una pugna de la España negra por doblarle el codo a la democracia." (fragment pàg. 195-198)

(més)


dilluns, 29 d’abril de 2013

MAR EN LA MAÑANA


Passeig marítim-  ABRIL 2013

Que me detenga aquí. Que también yo contemple por
un momento la naturaleza.
Del mar en la mañana y del cielo sin límites
el luminoso azul, la amarilla ribera: estancia
hermosa y grande de la luz.
Que me detenga aquí. Dejadme creer que esto veo
(ciertamente esto vi por un instante cuando aquí me 
detuve);
y no ahora mis sueños,
mi memoria, la rediviva imagen del placer.


Konstantino Kavafis
(29.04.1863 - 29.04.1933)


dissabte, 27 d’abril de 2013

CANÇÓ DE PLUJA


Ciutadella 27.04.2013


No sents, cor meu, quina pluja més fina ?
Dorm, que la pluja ja vetlla el teu son...
Hi ha dues perles a la teranyina,
quina conversa la pluja i la font!
No sents, cor meu, quina pluja més fina?
No sents, cor meu, quin plorar i quin cantar?
Canten les gotes damunt la teulada,
ploren les gotes damunt del replà...
Gotes de pluja, gardènia que es bada...
No sents, cor meu, quin plorar i quin cantar?
No sents, cor meu, quina pau més divina,
amb la música dels núvols desfets?
Pluja de nit, delicada veïna,
dentetes d'aigua en els vidres quiets...
No sents, cor meu, quina pau més divina?
No sents, cor meu, que la pena se'n va,
dintre aquest plor de la pluja nocturna,
i les estrelles somriuen enllà?
Enllà somriu un mantell tot espurna...
No sents, cor meu, que la pena se'n va?
No sents, cor meu, quina pluja més fina?
No sents, cor meu, quin plorar i quin cantar?
No sents, cor meu, quina pau més divina?
No sents, cor meu, que la pena se'n va?
No sents, cor meu, quina pluja més fina? 
Josep Maria de Sagarra
 

dijous, 25 d’abril de 2013

TENDRESA...


El gran estilo nace cuando lo bello obtiene 
la victoria sobre lo enorme

 Friedrich Nietzsche

dimecres, 24 d’abril de 2013

OMBRES...


Después de la verdad, 
nada hay tan bello como la ficción

Antonio Machado





 

dimarts, 23 d’abril de 2013

LLIBRES, MÚSICA, DRAC... I ROSA!


Gràcies! 
El verb llegir,  
com el verb estimar i el verb somiar,  
no suporta el mode imperatiu

Jorge Luis Borges


LLIBRES...



8 . Libros

Quiero quedarme en medio de los libros
vibrar con Roque Dalton con Vallejo y Quiroga
ser una de sus páginas
la más inolvidable
y desde allí juzgar al pobre mundo

no pretendo que nadie me encuaderne
quiero pensar en rústica
con las pupilas verdes de la memoria franca
en el breviario de la noche en vilo

mi abecedario de los sentimientos
sabe posarse en mis queridos nombres
me siento cómodo entre tantas hojas
con adverbios que son revelaciones
sílabas que me piden un socorro
adjetivos que parecen juguetes

quiero quedarme en medio de los libros
en ellos he aprendido a dar mis pasos
a convivir con mañas y soplidos vitales
y a ser por fin
este poco que soy


(pàg. 23-24 de Biografía para encontrarme)

Mario Benedetti


diumenge, 21 d’abril de 2013

TOT CRIDA A VIURE PELS BATENTS DEL SOMNI


 Tot crida a viure pels batents del somni,
per més que al mig del vidre de la tarda
la llum morent embruixi la mirada.
Tot crida a viure amb el gran risc de sempre,
sigui quin sigui el gest amb què ens aculli
aquest futur de dubtes i incerteses.

Miquel Martí i Pol

divendres, 19 d’abril de 2013

ABRAÇADA


 L'única droga que no et mata —encara que et faci emmalaltir—, 
l'únic efluvi etílic que no et fa perdre els sentits ni et fa malbé el fetge, 
l'únic amor que no fa fàstic és la bona literatura.

Montserrat Roig

(vist a minimàlia)

 

dimarts, 16 d’abril de 2013

GRISOS...


"Para mí era casi un trabalenguas, pero más o menos se lo entendía. Pensé: "Esta mujer está muy mal, y no es para menos. Su tristeza ha de ser inabarcable, y debe de pasarse el día y la noche dándole vueltas a lo sucedido, imaginándose los últimos instantes conscientes de su marido, preguntándose qué pudo pensar, cuando seguramente no le dio tiempo más que a intentar esquivar los primeros navajazos y a tratar de huir y de zafarse, no me parece probable que le dedicara a ella un pensamiento ni tan siquiera medio, debió de estar sólo concentrado en su avistada muerte y en hacer el máximo por evitarla, y si algo más se le cruzó por la mente hubo de ser su estupefacción y su incredulidad y su incomprensión infinitas, pero qué está pasando y cómo es posible, qué hace este hombre y porqué me acuchilla, por qué me ha elegido a mí entre millones y con quién maldito me confunde, no se da cuenta de que no soy yo el causante de sus males, y qué ridículo, qué penoso y estúpido morir así, por una equivocación u obcecación ajena, con esta violencia y a manos de un desconocido o de un personaje tan secundario en mi vida [...] Esto no puede estar sucediendo porque es demasiado absurdo y una mala suerte inconcebible, y encima no voy a poder contárselo a nadie, lo único que muy débilmente nos compensa de las mayores desgracias, uno no sabe nunca qué o quién adoptará el disfraz o la forma de su muerte individual y única, siempre única aunque uno deje el mundo a la vez que otros muchos en una catástrofe masiva [...] No hará falta un infección para mi muerte, me matan más rápido la punta y el filo que hurgan y se retuercen en el interior de mi cuerpo." (fragment pàg. 71-73)

(més)


diumenge, 14 d’abril de 2013

VERD I BLAU...


(platja de's bot - 14.04.2013)

Qué le voy a hacer, si yo
nací en el
Mediterráneo...


 


dissabte, 13 d’abril de 2013

ANYS...


"La descoberta de la lectura fou una de les coses més importants i millors que m'han passat a la vida. No sols perquè ja no necessitava que em llegissin, sinó perquè podia llegir el que em vingués de gust. A ca nostra hi havia una bona biblioteca on m'agradava molt entrar. Feia olor de tabac de pipa, que solia fumar mon pare, alternant-lo amb el dels havans, i de cuiro, una olor cordial, càlida, que a mi me pareixia agomboladora.
Les llibreries arribaven fins al sostre i a les lleixes els llibres eren endreçats per matèries i després per autors. De seguida vaig anar cap als de literatura i vaig començar a mirar els lloms i agafar els que quedaven a la meva alçada. M'agradava sopesar-los i obrir-los per qualsevol plana i mirar si hi havia alguna senya, un paper que hagués servit de punt, una nota a llapis, un simple subratllat o una flor [...] Jo preferia els volums petits, per això entre aquells llibres d'autors que començaven per les darreres lletres de l'abecedari i que quedaven a la meva alçada, vaig agafar Valle-Inclán: Sonata de otoño [...] Amb el llibre a les mans vaig sortir de la biblioteca i me'n vaig anar a un racó a llegir. No vaig entendre quasi res però m'entusiasmà com les paraules s'escometien i unes cridaven les altres per fer música. Encara record l'encís d'alguna frase [...] Ja no hi havia classe i jo campava per la casa al meu aire, amb el llibre a la mà. De la Sonata de otoño vaig passar a la Sonata de estío però no la vaig poder acabar. Mon pare, escandalitzat, me la va agafar per prohibir-me'n la lectura, després de preguntar-me d'on l'havia treta i renyar-me molt per llegir qualsevol cosa sense demanar-li permís.
A partir d'aquell dia la biblioteca restà tancada amb clau. Mon pare m'inoculà el virus de la lectura i alhora me la va prohibir. Al llarg de la meva vida m'han preguntat moltes vegades què faria jo per tal que la gent s'aficionés a llegir i sempre he contestat el mateix: prohibir la lectura. Amb mi, al manco, va funcionar." (fragment pàg. 90-92)

(més)


dimecres, 10 d’abril de 2013

SOMOS LO QUE SOÑAMOS SER






























Ciutadella 10.04.2013

Somos lo que soñamos ser
Y ese sueño, no es tanto una meta
Como una energía
Cada día es una crisálida

Cada día alumbra una metamorfosis
Caemos, nos levantamos
Cada día la vida empieza de nuevo
La vida es un acto de resistencia y de reexistencia
Vivimos, revivimos
Pero todos esos tienen la memoria

Somos lo que recordamos
La memoria es nuestro hogar nómada
Como las plantas o las aves emigrantes
Los recuerdos tienen la estrategia de la luz
Van hacia delante
A la manera del remero que se desplaza de espaldas para ver mejor
Hay un dolor parecido al dolor de muelas
A la pérdida física
Y es perder algún recuerdo que queremos
Esas fotos imprescindibles en el álbum de la vida
Por eso hay una clase de melancolía que no atrapa
Sino que nutre la libertad
En esa melancolía como espuma en las olas
Se alzan los sueños.


dimarts, 9 d’abril de 2013

IN MEMORIAM



TRIUNFO

Así quiero mi premio y mi victoria:

Que una tarde, al leerme,
necesites buscar entre las páginas
una rosa olvidada que no existe.

Y al no encontrarla, silenciosamente,
te asomes angustiada a la ciudad,
y veas por primera vez
que el acero y los hombres son ceniza.
Que la calle es un río de palabras marchitas.
Que siempre que se mira bien el mundo
se asiste al acabar de alguna cosa.

Y que a pesar de todo, 
muy en el fondo, inexplicablemente,
es hermoso ser hombre hacia la muerte.

(pàg. 87-88 Escribir es vivir)

dilluns, 8 d’abril de 2013

ROSATS...






Todas las primaveras, no bien han empezado a salir, me encuentro dibujando lirios, como si obedeciera una orden. Es la flor más imperiosa que conozco. Y esto puede tener que ver con la manera en que se abren sus pétalos, ya impresos. Los lirios se abren como los libros. Al mismo tiempo, son la quintaesencia tectónica de la arquitectura, la más pequeña. Pienso en la mezquita de Suleiman, de Estambul. Los lirios son semejantes a las profecías: te sorprenden y te tranquilizan simultáneamente. 

John Berger

pàg. 115 de  
El cuaderno de Bento

diumenge, 7 d’abril de 2013

dissabte, 6 d’abril de 2013

ESTACIONS...


"I a les seves vides hi va arribar una tempestat que cap d'ells s'hauria pogut imaginar, la més devastadora. Va ser l'any següent, a començament d'octubre.
El curs havia començat amb normalitat després d'un estiu esplèndit que havia allargat les temperatures càlides tot el setembre. Els Balart -Andreu, Selma i fills- i els Foixenc -Júlia, Ernest i Emma- havien compartit casa a Menorca durant la segona quizena d'agost. Havien estat uns dies daurats d'hores allargassades a la platja, llargues migdiades i sopars a la fresca. Quan van tornar a Sorrals tothom va trobar que la canalla, en aquells dies de vacances, havien fet un pas de gegant.
La Violeta havia crescut un parell de centímetres. Estava a punt de fer dotze anys i era una noia tímida i assenyada, estudiosa i francament brillant en algunes assignatures. A Menorca, la seva ajuda amb els petits havia estat un autèntic regal per als adults [...] S'havien passat tardes senceres al porxo de la casa menorquina, sense donar cap feina [...] Els adults havien tornat a la rutina de la feina: l'Andreu a la biblioteca, la Selma a les classes de dibuix, la Júlia i l'Ignasi al centre de psicologia i l'Ernest ficat de ple en la preparació de la seva candidatura a l'alcaldia de cara a les pròximes eleccions. La Rut es feia càrrec en solitari de la botiga de mobles Reig perquè el seu pare, en Valentí, havia decidit que havia arribat l'hora de fer del descans la seva prioritat. Tenia dos néts i la dona de l'Ignasi ja n'esperava un altre, així que de feina, si volia, no n'hi faltaria..." (fragment pàg. 112-113) 

dimecres, 3 d’abril de 2013

EL MÓN DELS LLIBRES...


"No puedo creer que esté aquí, tendida en la desvencijada cama de mi tía, en el apartamento de la buhardilla, mientras una tormenta barre la isla a medianoche y el viento aulla sin cesar. La casa gime y tiembla. La lluvia cae a plomo sobre el tejado, y el estruendo de su furia suena como el motor de un avión. La ventana triangular que hay en lo alto de la pared, allí donde se unen las dos aguas del tejado, temblequea sacudida por el aire y amenaza con resquebrajarse. Vacila la luz en la lámpara de vidrio de colores con mariposas monarca grabadas que descansa sobre la mesilla de noche. Me dejo caer sobre las almohadas. No hay tele, ni cobertura de móvil. No hay más que libros apilados junto a la mesilla de noche, incluida una selección de cuentos de Edgar Allan Poe. No me apetece leer demasiado sobre los horrores de cadáveres redivivos mientras trato de sobrevivir en un viejo caserón encantado [...] Me levanto aceptando el insomnio con resignación, y examino los libros que tiene mi tía en su diminuta sala de estar. Una ráfaga de aire se cuela por la ventana y agita las páginas de un libro que descansa en el alféizar [...] Me preparo una tila y me pongoi las gafas de lectura. Me meto en la cama y abro el libro, que huele a papel recién impreso. Lo hojeo, acerco las páginas a la nariz e inspiro su aroma. Vuelvo a ser una niña, abriendo las nuevas adquisiciones de la librería [...] De pronto, las luces se apagan.
-¡Lo que faltaba!
Dejo caer el libro sobre la cama. La lamparita de noche enchufada a la pared sigue emitiendo su resplandor, gracias quizá a una pila. Las paredes vibran y una escoba cae al suelo con estruendo. Casi salto de la cama del susto. El corazón se me acelera.
-No pasa nada, estás bien -me digo a mí misma-. No es más que un apagón provocado por la tormenta." (fragment pàg. 132-134)

dimarts, 2 d’abril de 2013

PRIMAVERA



Ciutadella 2.04.2013

"Cuando la primavera hace su entrada en una pequeña ciudad, es como una fiesta. Igual que brotan las hojas, los niños de cabeza dorada salen de los cuartos caldeados en que han pasado el invierno y se arremolinan en el campo, como si llos llevara el viento tibio, aleteante, que les tira de los pelos y la chaquetita, lanzándoles al pecho las primeras flores de los cerezos. Y como si, después de una larga enfermedad, volvieran a lanzar vítores ante un viejo juguete que hacia tiempo echaban de menos, reconocen dichosos todas las cosas y saludan a cada árbol, cada arbusto, dejando que el jubiloso arroyo les cuente lo que ha estado haciendo todo este tiempo. Y qué dicha correr por la hierba recién nacida, que, tímida y tiernamente, cosquillea los piececitos descalzos; brincar tras la primera mariposa que, describiendo grandes arcos y sin dirección concreta, se pierde en el pálido azul infinito por encima del saúco ralo. Por todas partes hay vida. Bajo el tejado, sobre los cables del telégrafo que rojean, e incluso en lo alto de la torre de la iglesia, justo al lado de la campana, vieja y gruñona, se dan cita las glondrinas [...] También los ancianos cruzan el umbral con paso temeroso, se frotan las manos arrugadas, parpadean al recibir el chorro de luz y dicen estar "viejos" sin querer dejar ver que son dichosos y se sienten conmovidos. Pero sus ojos los traicionan y dan gracias de todo corazón: otra primavera." 

Rainer Maria Rilke

(fragment pàg. 109-110 -PRIMAVERA SAGRADA-