dimarts, 11 de maig de 2010

TOT UN RECEPTARI...


(més si clikeu damunt es llibre i aquí)
"¿Qué te parece nombrar a una ensalada Brotes de azul ultramar con labios de fresa confitada?.
- Abstracto. Nadie sabrá qué sabores se va a llevar a la boca.
- A mí me resulta evocador
- No digo que no, pero no das ni una pista de sus ingredientes...
- De lo que se trata es de despertar y llamar a los sentidos: el azul del mar en calma o bajo una tempestad, la suavidad de la fruta y su dulzura en el paladar, tan intensa y temblorosa como la piel que acaricias durante el sexo [...] Ésa es la sensación que busco transmitir [...] Y tras reafirmarme en mi maldad me dirijo al piso de arriba para terminar de arreglarme en mi vestidor [...] Jamás salgo si no voy convenientemente enmascarada. Me siento animada, casi se diría que ilusionada, así que me echo una cazadora tejana por encima del vestido, elijo unos zapatos de tacón alto con doble tira en azul eléctrico y, con las manos escondidas en los bolsillos y la boquita pintada con un
Rouge indécent vibrante y batallador , bajo al jardín.
Me apetece darme un paseo entre las hortensias celestes como paso previo a mi visita al horno, donde recogeré los últimos ingredientes necesarios para preparar mi plato en honor al añil Benjamín. Sé que le gustaría saber que todavía pienso en él y me encantaría llamar para contárselo si supiera adónde hacerlo. En cambio, me limito a recordarlo con cariño y tratar de recrear el sabor dulce y acogedor de sus labios. No se me ocurre mejor modo de inmortalizarlo, me digo. Gracias a mí pasará a la posteridad y será eterno, único y efímero, gloria de un día pero alabado y admirado, degustado y paladeado. (pág. 52-55)