diumenge, 13 de gener de 2013

YO MISMO


(Ciutadella, 13 de gener 2013) 

Yo mismo
me encontré frente a mí en una encrucijada.
Vi en mi rostro
una obstinada expresión, y dureza
en los ojos, como
un hombre decidido a cualquier cosa.

El camino era estrecho, y me dije:
"Apártate, déjame
paso,
pues tengo que llegar hasta tal sitio."

Pero yo no era fuerte y mi enemigo
me cayó encima con todo el peso de mi carne,
y quedé derrotado en la cuneta.

Sucedió de tal modo, y nunca pude
llegar a aquel lugar, y desde entonces
mi cuerpo marcha solo, equivocándose,
torciendo los designios que yo trazo.

(pág. 58 de Poemas)

Ángel González