divendres, 11 de març de 2011



Resulta difícil imaginar un tesoro más grande que el compuesto por
el María Moliner, el Coromines o el Larousse, además del Oxford y el de sinónimos y antónimos. No es que ese conjunto fuera perfecto para llevárselo a una isla. Es que él es en sí mismo una isla.

Juan José Millás