dijous, 17 de març de 2011


Mujer leyendo, 1668-1670

"Absorta en la lectura de un betseller de la época, la criada de Pieter da la espalda al espectador del cuadro. Se abandona a su pasión por la lectura [...] La experiencia deliciosa de la propia agitación emocional durante la lectura proporcionó a las mujeres una conciencia inédita y placentera de su propia identidad..." (fragment p. 56)
Las mujeres, que leen, son peligrosas



Nadie puede enjaular los ojos de
una mujer que se acerca a una
ventana, ni prohibirles que
surquen el mundo hasta
confines ignotos