dimecres, 30 de març de 2011

I ELLES... DE BRAÇOS PLEGATS



Escribir es un trabajo.
El escritor no es un ser extraordinario que está
esperando a las hadas

José
Saramago