dilluns, 23 d’agost de 2010

Los libros me enseñaron a pensar,
y el pensamiento me hizo libre