dimecres, 9 de febrer de 2011

Algunos libros son inmerecidamente olvidados; ninguno es inmerecidamente recordado