dimarts, 17 de maig de 2011

村上 春樹


Imagino que el teclado del ordenador es
como un piano e improviso sobre él; escribo mis novelas como si interpretara un instrumento. Supongo que la buena escritura se asemeja a la buena música: ambas han de generar placer, entretener y actuar como un bálsamo que eleve el espíritu. Haruki Murakami