dissabte, 25 de juny de 2011


En mi época no había best sellers y no podíamos prostituirnos. No había quien comprara nuestra prostitución. Jorge Luis Borges