dissabte, 16 de febrer de 2013


Sólo el que ensaya lo absurdo 
es capaz de conquistar lo imposible