dilluns, 1 de març de 2010



(més si clikeu damunt es llibre i aquí)

"¿En qué lengua podría hablar de la soledad? El que perdió sus hijos, su másvida, ¿qué piedras escupieron por la boca? ¿Y quién las iba a recoger como señal de amor, o a entender, aceptar, recibir, aunque sea sentir en la ventana? La soledad de la palabra va por el camino, aterida, temblando, no sabe a dónde. Sólo sabe de dónde: tanta sangre camina ahora bajo la lluvia nueva, limpia, fresca, ignorante. 10-05-1980." (pàg. 20)