dimecres, 10 de març de 2010

AMB SARTRE A LA MEMÒRIA...


La ceremonia del adiós
(més si clikeu damunt es llibre)

"En realidad, es a los amigos de Sartre a quienes me dirijo, a aquellos que desean conocer mejor sus últimos años. Los he descrito tal como los viví. Hablo algo de mí, porque el testigo forma parte de su testimonio, pero lo hago lo menos posible. En primer lugar porque no es mi propósito y, además, como ya señalé respondiendo a los amigos que me preguntaban cómo tomaba las cosas: - Eso no puede decirse, no puede escribirse, no puede pensarse; se vive, es todo.
A lo largo de toda su existencia, Satre no dejó nunca de cuestionarse, una y otra vez; sin negar lo que él llamaba sus "intereses ideológicos", no quería verse afectado por ellos, razón por la que a menudo escogió "pensar contra sí mismo", haciendo un difícil esfuerzo para "romper los huesos de su cabeza." (pág. 9-11)