divendres, 11 de novembre de 2011

DESDE LAS NUEVE


Doce y media. Rápidamente el tiempo ha pasado

desde las nueve y media cuando encendí mi lámpara
y me senté aquí. Estoy sentado sin leer
ni hablar. A quién podría hablar
en la casa vacía.

La imagen de mi cuerpo joven,
cuando encendí mi lámpara a las nueve,
vino a mi encuentro despertando un perfume
de cámaras cerradas
y pasado placer -¡qué audaz placer!
También trajo a mis ojos
calles ahora no reconocibles,
lugares de otro tiempo donde la vida ardió,
teatros y cafés que una vez fueron.

La imagen de mi cuerpo joven
volvió y me trajo también memorias tristes:
las penas familiares, los adioses,
los sentimientos de los míos, los sentimientos
apenas atendidos de los muertos.

Doce y media. Cóm
o pasan las horas.
Doce y media. Cómo pasan los años.

(pàg. 99-100)

K. Kavafis

2 comentaris:

fanal blau ha dit...

A las doce y media. Cómo pasan las horas.

Kavafis...
Genial Kavafis.

joana ha dit...

Y cómo pasan los días!

Estem totalment d'acord, genial!