dijous, 18 d’octubre de 2012

PROUST



A veces estamos demasiado dispuestos a creer que el presente es el único estado posible de las cosas

Marcel Proust