dimecres, 17 d’octubre de 2012


Castelló d'Empúries, 13.10.2012

Crecen los versos como estrellas rosas.
La belleza es inútil en familia.
Y para las coronas y apoteosis
sólo hay una respuesta: ¿De quién vienen?

Cuando dormimos, a través de piedras,
nos visitan del cielo -cuatro pétalos.
Descubren los cantores -aún soñando-
la ley de las estrellas y las flores.

14 de agosto de 1918

Marina Tsvietáieva