dissabte, 20 d’agost de 2011

EN minúscula...


"L
os vocablos no sólo contienen definiciones: tienen sabor, textura, volumen. Las palabras definen un mundo que no puede ser consensuado. Las hay imposibles de tragar, como el aceite de ricino y las que entran sin sentir, como un licor dulce. Las que curaban y las que hacían daño, las que dormían y las que despertaban. Las que proporcionaban inquietud y paz. Había palabras, incluso, que mataban". Juan José Millás