divendres, 26 d’agost de 2011

DOLÇ TURMENT...

El escritor es un insensato que, no contento con haber aburrido a los que han vivido con él, se obstina en atormentar a las generaciones venideras. Montesquieu